martes, 1 de mayo de 2012

1 de Mayo Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina

1º de Mayo Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina

El día anterior al 1 de mayo, el grueso de la fuerza de tareas inglesa se había reunido a unos 400 kilómetros al noreste de Puerto Argentino. 

El comandante de la fuerza de tareas británicas, vicealmirante Sandy Woodward -ubicado en el buque insignia de la flota, el HMS Hermes-, tenía órdenes de iniciar el ataque al día siguiente, con el fin de cumplir la operación Corporate, que consistía en la recuperación de las islas.
Atrás quedaban las gestiones representante estadounidense Alejandro Haig, buscando infructuosamente una salida negociada ante la inflexibilidad de Gran Bretaña y la Junta Militar Argentina.
A partir de este momento E.E.U.U se alineaba claramente y descaradamente del lado inglés, siendo fundamentalmente su apoyo tecnológico, satelital, como así también el aporte de otorgarle a préstamos a Inglaterra la isla Ascención, punto fundamental en el abastecimiento de la "Task Force" enviada al Atlántico sur.
Sin embargo, el hecho fundamental de ese 1ro de mayo, estuvo dado por el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina.
Mas allá de la acción de combate de ese día, serían los pilotos de dicha fuerza quienes tuvieron un gran desempeño durante el conflicto a pesar de enfrentar a un enemigo tecnológicamente superior.
Durante la guerra, los aviones realizaron verdaderas proezas, hundiendo distintos buques ingleses, co0mo así también el aporte vital de suministros transportados por los aviones "Hercules", exponiéndose hasta el ultimo día del conflicto.
Durante la guerra, la Fuerza Aérea Argentina contó con el aporte de soldados conscriptos que con valentía iban en los Hercules como así también operaban los elementos antiaéreos para proteger lugares vitales como el aeropuerto de Puerto Argentino y Darwin.

Dassault Mirage III -Fuerza Aérea Argentina
Así, el 1ro. de mayo, las fuerzas británicas tenían la intención de desembarcar en las islas Malvinas y presionar la rendición de las tropas argentinas.
Para lograr este objetivo, a las 4 de ese día comenzaron a bombardear con aviones Vulcan y Sea Harrier los dos aeródromos militares establecidos por la Fuerza Aérea Argentina en Puerto Argentino y Puerto Darwin, respectivamente.

 

Capitán Gustavo Argentino García Cuerva

Decididas a intentar su desembarco, las fuerzas británicas enviaron buques del grupo de asalto anfibio a las costas malvinenses; la reacción de la Fuerza Aérea Argentina fue inmediata.
Cap. Gustavo A.García Cuerva
El 1ro. de mayo iba a comenzar la “Batalla Aérea de las Malvinas”. Los aviones argentinos totalizaron durante ese día 57 salidas aéreas en misiones de cobertura y ataque a blancos navales británicos, lanzando sólo contra la flota 20 toneladas de bombas.
Esta es la primera batalla librada por la Fuerza Aérea Argentina en su historia, lo que significó su Bautismo de Fuego.
En una de sus salidas de patrulla de cobertura aérea el Capitan Gustavo Argentino Garcia Cuerva en un Mirage III del Grupo 8 de Caza, volando con su numeral el Primer Teniente Perona logran establecer la huida de un par de aviones Sea Harrier británicos que estaban persiguiendo a una escuadrilla de aviones caza bombarderos A4 Skyhawk del Cap. Palaver, mientras regresaban al continente. Ese acontecimiento marcó el primer encuentro real entre aviones de combate argentinos contra enemigos y fue el Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina. A quel 1 de mayo en otra de las salidas de combate el Cap. García Cuerva sería derribado por un Sea Harrier, junto a su numeral Primer Tte Perona, con los infames misiles AIM9L ofrecidos por EEUU a los británicos. Ambos pilotos fueron tocados por sendos misiles, el avión del Primer Tte Perona sufrió graves daños y Perona tuvo que eyectarse ,descendiendo sobre el aguas en torno de las islas con los tobillos quebrados logró alcanzar la costa y sobrevivió. El Cap García Cuerva pudo llegar a aproximarse a aterrizar sobre la pista de Puerto Argentino, pero la artillería antiaérea argentina lo derribó y  creyendo que era un avión enemigo muriendo en el acto.


Esta es la primera batalla librada por la Fuerza Aérea argentina en su historia, lo que significó su bautismo de fuego. Aquel 1º de mayo de 1982, murieron en combate los siguientes efectivos de la Fuerza Aérea: capitán Gustavo García Cuerva, primer teniente Mario González, primer teniente José Leónidas Ardiles, teniente Daniel Jukic, teniente Eduardo De Ibañez, cabo principal Mario Duarte, cabo principal Juan Antonio Rodríguez, cabo primero Miguel Angel Carrizo, cabo primero José Maldonado, cabo primero José Luis Peralta, cabo primero Agustín Montaño, cabo primero Andrés Brasich, y los soldados Guillermo García y Héctor Bordón.
La Fuerza Aérea perdió en total 55 hombres durante el conflicto bélico del Atlántico Sur y en su mayoría fueron pilotos. Familiares de militares fallecidos en el conflicto bélico también realizarán un acto paralelo, el martes por la mañana, frente al cenotafio a los caidos en la guerra en la plaza San Martín, en el barrio porteño de Retiro.
  
 
Primer teniente José Ardiles

Dos M5, indicativo RUBIO; armamento: cañón de 30 milímetros y dos misiles Shaffir. Tripulación: capitán Carlos Rohde, primer teniente José Ardiles. Despegaron de Río Grande a las 15:54. Ruta: Malvinas - buques en Bahía Anunciación. El jefe de sección, Rohde, regresó por fallas y Ardiles continuó solo hacia Malvinas. Al llegar al área ordenada atacó a una fragata que se dirigía a Darwin, impidiendo su misión de ataque. Posteriormente, estableció enlace con el Centro de Información y Control Malvinas y fue vectoreado para interceptar un eco (Harrier); pero el eco se transformó en dos aviones de una patrulla aérea de combate (PAC) y fue derribado por un misil Sidewinder AIM 9L. Fueron testigos oculares los capitanes: Ricardo Grünert, Roberto Vila y el primer teniente Ricardo Fasani, tripulantes de Pucará en la Base Aérea Militar Cóndor.
 

Aproximadamente a las 16:30, Bertie Penfold, piloto del Harrier matrícula XZ455, y Martin Hale fueron lanzados desde el Hermes para interceptar dos ecos rumbo este-noreste sobre la Isla Soledad y, sin dudas, fueron detectados por el radar de Puerto Argentino. Ambos, fueron vectoreados por sus respectivos radares para interceptarse mutuamente. Unos pocos minutos después, los Sea Harrier se trabaron en combate con el Dagger C-433 piloteado por el primer teniente José Ardiles. Hale y Penfold estaban a 20.000 pies con el Dagger alrededor de 13.000 pies arriba y a cinco millas de distancia cuando un misil aire/aire (seguramente un Shaffrir) fue disparado desde el avión argentino. El misil estaba dirigido al avión de Hale y éste lo evadió maniobrando y lanzando Chaff (material metálico que se arroja al aire como papel picado para confundir al misil) y buscando las nubes a un nivel de 5.000 pies. Afortunadamente, justo antes que entrara en la nube, el misil se desvió, tal vez debido a que perdió potencia o engañado por el Chaff. Había errado su blanco, pero no por mucho; y fue ciertamente una emocionante experiencia para Hale.

Mientras tanto, alrededor de las 16:41, Penfold se había colocado a la cola del avión enemigo y a una distancia de cerca de tres millas disparó el AIM 9L el cual impactó en el Dagger de Ardiles. El caza explotó matando a su piloto. No se vio que Ardiles se eyectara. Posteriormente se encontraron partes de su avión, aunque no el piloto, en la isla Livel, y en una posición no esperada a treinta millas al sudoeste de Puerto Argentino y bien distante de la zona del combate.
 

Primer teniente Daniel Antonio Jukic

Base Aérea Militar Cóndor (Goose Green)

A las 08:31 del 1 de mayo de 1982, la tercera escuadrilla de tres aviones, indicativo Tartan: LtCdr Frederiksen, Lt Hale y Lt Mc Hars, atacó el aeródromo, en vuelo rasante, con bombas de 1.000 libras y Beluga (bombas de racimo), sobre la pista y aviones en tierra. Como consecuencia de este ataque, un IA-58 fue destruido; en su interior murió el teniente Daniel Jukic. También fueron alcanzados por una explosión y fallecieron los siguientes suboficiales: cabo principal Juan Rodríguez, cabo principal Mario Duarte, cabo primero José Maldonado, cabo primero Agustín Montaño, cabo primero Andrés Brashich, cabo primero Miguel Carrizo y cabo primero José Luis Peralta y los soldados clase 63: Guillermo García y Héctor Bordón.
 



Primer teniente Mario González (navegante), 
teniente Eduardo De Ibáñez (piloto)

Tres bombarderos  BMK-62 Canberras, con el indicativo RIFLE.
Misión: buques Bahía Anunciación; armamento: cuatro bombas de mil libras cada una. Tripulación N° 1: capitán Alberto Baigorrí, mayor Enrique Rodeyro; N° 2: primer teniente Mario González (navegante), teniente Eduardo De Ibáñez (piloto); N° 3: capitán Eduardo García Puebla, primer teniente Jorge Segat. Despegaron de Trelew, a las 16:20. Esta escuadrilla, que seguía inmediatamente a la anterior, también fue interceptada por los Sea Harrier de los pilotos Broadwater y Curtiss. Este último, impactó con un misil Sidewinder en el N° 2. El Canberra se estrelló en el océano. Sus tripulantes el primer teniente Mario González (navegante) y el teniente Eduardo De Ibáñez (piloto) se eyectaron, pero no pudieron ser rescatados.


 

Esta es la primera batalla librada por la Fuerza Aérea Argentina en su historia que significó su Bautismo de Fuego, resultando fallecido el siguiente personal:

* Capitán Gustavo Argentino García Cuerva
* Primer Teniente Mario Hipolito González
* Primer Teniente José Leonidas Ardiles
* Teniente Daniel Antonio Jukic
* Teniente Eduardo Raúl de Ibañez
* Cabo Principal Mario Duarte
* Cabo Principal Juan Antonio Rodríguez
* Cabo Primero Miguel Angel Carrizo
* Cabo Primero José Alberto Maldonado
* Cabo Primero Agustín Hugo Montaño
* Cabo Primero José Luis Peralta
* Cabo Primero Andrés Luis Brasich
* S/C 63 Hector Ramon Bordon
* S/C 63 Guillermo Osvaldo García

 Material aéreo perdido el 1 de mayo de 1982 por parte de la Fuerza Aérea Argentina
Dos Mirage III; un Mirage V; un Canberra MK-62 y un Pucará IA-58.

Daños y pérdidas sufridas por los británicos el 1 de mayo de 1982
-Una fragata hundida
-Dos fragatas seriamente averiadas con explosiones y en llamas.
-Un buque de asalto significativamente afectado y auxiliado para abandonar la zona.
-Dos aviones Harrier derribados (uno sensiblemente afectado)
-Varios helicópteros pertenecientes a las fragatas dañados.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...