martes, 3 de enero de 2012

El descubrimiento de las Islas Malvinas

El descubrimiento de las Islas Malvinas

Las islas estaban deshabitadas cuando fueron descubiertas por exploradores europeos, pero hay indicios de que indígenas fueguinos pudieron haber llegado a las Malvinas en canoas, encontrándose piezas arqueológicas como puntas de flecha y restos de una canoa.

Las Bulas Pontificias y el Tratado de Tordesillas de 1494 constituyen los primeros instrumentos que receptan títulos de España de acuerdo con el derecho internacional de la época.

Mapamundi de Diego Ribero (1529), en el que se incluye a las Islas de San Antón. Biblioteca Apostólica Vaticana, Ciudad del Vaticano.
 El descubrimiento español

No existe evidencia totalmente comprobada sobre quiénes y cuándo descubrieron las islas, pero sí diversas hipótesis que atribuyen el descubrimiento o visita de las islas a Esteban Gómez (1520), Simón de Alcazaba y Sotomayor y Alonso de Camargo.

La versión más difundida afirma que el descubridor del archipiélago fue Esteban Gómez, piloto de la nave San Antón o San Antonio, cuyo nombre dio origen al de las islas. Tras sublevarse contra Magallanes el 1 de noviembre de 1520, Gómez regresó a España por la ruta de Guinea. Fue sometido a un juicio en donde no se halla ninguna mención que pueda atribuirse a las Malvinas. Otra versión atribuye el descubrimiento al barco Victoria, que fue enviado por Magallanes a rastrear al San Antón en aguas del Atlántico.

Mapa dibujado s.XIX, a partir del mapa Ribeiro 1529
El capitán Pedro de Vera con la nave Anunciada desertó de la expedición de García Jofre de Loaisa a la altura del río Santa Cruz, con el propósito de navegar hacia las Molucas por el cabo de Buena Esperanza, pero no volvió a saberse nada de esta nave. Por la ruta que debió tomar, algunos historiadores han creído que pudo avistar las islas Malvinas.

El comendador Simón de Alcazaba y Sotomayor partió de España con dos naves el 21 de septiembre de 1534. La nave San Pedro, al mando de Rodrigo Martínez, fue separada de la Madre de Dios por una tormenta a la altura del Río de la Plata y volvieron a encontrarse el 17 de enero de 1535 en el cabo Vírgenes, hecho que es relatado por Alonso Vehedor mencionando unas islas.

Posteriormente fuentes peninsulares acreditan que una nave de la expedición comandada por fray Francisco de Ribera, como una de las que muy probablemente avistó las Islas Malvinas.

Alonso de Camargo, navegante español del siglo XVI zarpó de Sevilla en agosto de 1539 con la expedición comandada por fray Francisco de Ribera, compuesta de 3 naves, a explorar los pasos del estrecho de Magallanes y colonizar Tierra del Fuego. Expedición costeada por el obispo católico de Plasencia, Gutierre de Vargas y Carvajal, hizo toma de posesión del archipiélago para España el 4 de febrero de 1540. Afirman también que luego invernó en las islas para finalmente partir de regreso a España en diciembre.

Obispo Gutierre de Vargas y Carvajal
Especialistas en la materia señalan a Camargo como el más probable descubridor de las islas Malvinas, a falta de su verdadero, se bautizó a una de sus naves con el nombre de Incógnita, que era parte de la armada del Obispo de Pasencia y que estaba comandada por Francisco Camargo . La expedición que tenía por objeto la colonización de la zona del Estrecho de Magallanes, había zarpado de Sevilla en agosto de 1539. En enero de 1540 las cuatro naves que componían la armada entraron en el estrecho. Pero allí sufrieron un temporal, la nave capitana se hundió y la Incógnita se separó del grupo. En los últimos días de enero, la nave llega a lo que se cree son las Malvinas. Allí permanecen hasta diciembre, fecha en que reanuda el viaje hacia España. Posteriormente la cartografía del estrecho que figura en el texto Islario de Alonso de Santa Cruz, publicado poco después del retorno de la Incógnita (1541) incorpora dos pequeñas islas situadas aproximadamente a unas sesenta leguas al este y en línea paralela al Estrecho de Magallanes. Esto apoyaría la adjudicación del descubrimiento a esta nave.


El mito del descubrimiento británico

Los británicos aseguran, rotundamente que el descubridor de las islas es John Davis. Este marino al mando de la nave Desire, partió de Plymouth el 26 de agosto de 1591 como parte de una expedición al mando del marino Thomas Cavendish con destino al estrecho. Por razones poco claras la Desire se separó de la expedición y empujada por una tormenta, el 14 de agosto de 1592 descubrió las islas Malvinas. Sin embargo no describió ni fijó siquiera vagamente las coordenadas del presunto hallazgo, solo ubicó a las islas en relación a la costa y al estrecho de Magallanes.

Lo cierto es que el relato, de Davis parece una réplica al del Islario antes mencionado, que no se acompaña con ninguna descripción de las tierras avistadas, con detalles muy imprecisos y, que además ese relato apareció tiempo después del regreso a Holanda del navegante Sebald de Weert, quien fehacientemente avistó las islas.

En junio de 1593, zarpó el corsario inglés Richard Hawkins en la nave Dainty. Su misión era atacar poblaciones y establecimientos en el Pacífico. Según su relato posterior, el 2 de febrero de 1594, cuando la nave alcanzó aproximadamente los 48° S. de latitud, avistaron una tierra que no figuraba en ninguna carta. 

En general se le aplican las mismas críticas que a su predecesor, además del hecho que las Malvinas se hallan más al sur de la latitud señalada por él .

El prestigioso investigador británico Peter Beck, hace hincapié en las ambigüedades de lapostura británica con respecto al descubrimiento de las islas, afirmando que el apoyo a Davis y Hawkins “…ha sido relativizado por reconocimientos de fuentes privadas,relativas a la naturaleza imprecisa y confusa de la evidencia”. Finalmente Beck agregaque “…La autenticidad de los descubrimientos se ve debilitada por la falta de ubicaciones precisas y correctas, ya que la ausencia de todo detalle posicional para el descubrimiento de Davis corre pareja con la referencia de Hawkins. Una discrepancia adicional surge de la mención de Hawkins a personas y fuegos en islas que se sabía deshabitadas.

Además del controvertido descubrimiento, cabe señalar que como correctamente se plantea Peter Beck, el simple descubrimiento, a menos que esté seguido por la ocupación efectiva, no confiere un título legítimo.

Los inconsistentes relatos de Davis constituyen hoy el fundamento de los reclamos de Gran Bretaña acerca de Ia soberanía sobre Ias Islas Malvinas dado que lo consideran su descubridor.

El descubrimiento de Sebald de Weert

El primer avistaje de las Malvinas que no tiene objeciones y que fue fehacientemente acreditado en la cartografía inmediatamente posterior, fue realizado por el capitán holandés Sebald de Weer, quien avistara las islas Sebaldes (parte del archipiélago de las Malvinas), razón por la que los mapas neerlandeses mantuvieron hasta fines del siglo XIX la denominación islas Sebald o Sebaldinas para las Malvinas. La nave de De Weert, la Gelof, formaba parte de una expedición de cinco barcos que había partido de Holanda en 1598 al mando de Jakob Mahu, que al morir fue reemplazado por Simón de Cordes. Una fuerte tormenta dispersó a las naves en el estrecho de Magallanes, por lo que De Weert decidió regresar a Europa. El 24 de enero de 1600 avistó tres islas sobre latitud 50° 40' S y a 60 leguas holandesas de la costa (equivalentes a 70 leguas españolas). De Weert no intentó desembarcar pues su nave había perdido todos sus botes en la borrasca.

De Weert llegó a Holanda el 14 de julio de 1600 y a partir de entonces las islas se encuentran en los mapas náuticos de ese país.

Mapa del 1600 de Suramérica que muestra a las Islas Malvinas como Illes de Sebald de Weer
Otros viajes

En el período desde 1616 hasta 1764, las islas fueron reavistadas por navegantes holandeses, españoles, franceses e ingleses. A principios del siglo XVIII los franceses organizaron sucesivos viajes de exploración a las Malvinas. Mejoraron el conocimiento cartográfico del área y reconocieron su importancia como base de reaprovisionamiento para largas travesías. Como gran parte de estas expediciones partían de Saint-Maló, las islas fueron bautizadas por los marinos como Malouines. Fueron justamente los franceses los primeros en ocuparlas en forma permanente a partir de 1764. Los ocasionales desembarcos de las otras potencias se limitaron a la provisión de víveres, y fueron de duración breve.

Las Islas de Sansón (Malvinas) y otras islas australes en el mapa de Gutiérrez 1562

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...