jueves, 28 de febrero de 2013

Cameron reivindica la Guerra de Malvinas


Cameron reivindica la Guerra de Malvinas 

El infame primer ministro inglés Cameron, reivindicó la guerra de 1982 y afirmó que el conflicto fue "un momento de orgullo" para su país. En una de sus habituales visitas al Parlamento, Cameron acusó de "antipatriotas" a quienes se opusieron a la acción del gobierno británico para mantener el control de las islas.

El premier conservador apuntó contra el Partido Laborista, cuyo candidato en Eastleigh, John O'Farrell, había dicho que se había sentido decepcionado cuando, en octubre de 1984, una bomba pasó cerca de "ella", en referencia a Margaret Thatcher, y no había muerto.

"Ésas son las palabras. Son una desgracia y espero que el jefe del Partido Laborista se levante y las condene aquí y ahora", lanzó Cameron, en referencia al dirigente Ed Miliband. "¿No es increíble que el líder de la oposición no condene a alguien que aparentemente habla libremente de terroristas?", deslizó el primer ministro poco después. 

Al referirse a Malvinas, reveló que O'Farrell había deseado que Gran Bretaña perdiera la guerra de 1982, episodio que Cameron definió como "uno de los momentos de más orgullo de la historia reciente". Y concluyó: "Este candidato, apoyado por el líder del Partido Laborista, tiene una escalofriante carencia de patriotismo".

Este personaje, un impresentable es quién ocupa la primera magistratura de Gran Bretaña un delirante e infame pirata colonialista que se rie de la ONU con esta clase de cínicas declaraciones desoyendo con total hipocresía las resoluciones del Comité de Descolonización y toda la comunidad internacional.

lunes, 25 de febrero de 2013

EEUU dice que se mantendrá neutral respecto a la soberanía de Malvinas pese a las quejas británicas


EEUU dice que se mantendrá en una posición neutral respecto a Malvinas pese a la presión de Londres 

En la antesala del referendum kelper, el flamante secretario de Estado, John Kerry, ratificó en Londres que si bien su país reconoce la "administración de facto" inglesa, ambos países deberán resolver el tema de la soberanía. El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ratificó hoy que el gobierno de los Estados Unidos reconoce "la administración 'de facto'" de Gran Bretaña sobre las islas Malvinas e instó a ambos países a encontrar "una resolución pacífica" al conflicto.

"Reconocemos la administración 'de facto' del Reino Unido, pero no tomamos posición respecto a la cuestión de los dos reclamos de soberanía", ratificó Kerry durante una conferencia de prensa en Londres en el marco del inicio de una gira por las principales capitales europeas, Turquía y Medio Oriente.

La neutralidad de EEUU

Aunque está muy en duda la ¨neutralidad¨ estadounidense respecto a Malvinas. Cuando desde el mismo comienzo de la usurpación británica de Malvians ,el buque de guerra Lexintong de bandera de EEUU cañoneó al asentamiento argentino y debilitó las fortificaciones argentinas para dejar paso luego a la arremetida británica de 1833. 

También cabe mencionar la colaboración que prestó EEUU a los británicos, durante el conflicto de Malvinas de 1982, brindándoles misiles e información satelital sobre la flota argentina. Más recientemente empresas de EEUU se estaban asociando con empresas británica para realizar la exploración petrolífera en torno a Malvinas y dentro del Mar Argentino. Leer ( La seudo neutralidad de Estados Unidos en la causa Malvinas )

Este gesto de EEUU, más bien para la tribuna que para solucionar el diferendo como tanto declaman pero que no cambia en nada el consabido apoyo estadounidense hacia el invasor británico de las islas.

Acusación de Argentina a Gran Bretaña por violación de tratados internacionales 

En tanto, el gobierno nacional realizó una presentación ante la Conferencia de Desarme de las Naciones Unidas para acusar a Gran Bretaña por la violación de tratados internacionales.

Según consignaron portales de noticias internacionales, la administración de Cristina Fernández alertó sobre el traslado de armas a Malvinas incluyendo "desplazamientos de submarinos con capacidad de portar armamentos nucleares en la zona desnuclearizada". 

"Nos encontramos en una etapa precaria de implementación del Tratado de Tlatelolco, que prohíbe completamente el armamento nuclear en América Latina y el Caribe. Esta precaria implementación es desafiada por el Reino Unido", indicó el secretario de Relaciones Exteriores argentino, Eduardo Zuain, ante la Conferencia de Desarme de la ONU. 

En ese sentido, agregó que "la República Argentina está especialmente preocupada por la posibilidad, confirmada por primera vez por el gobierno británico en 2003, de que este estado estuviera introduciendo armamento nuclear en el Atlántico Sur". "Deploramos que el gobierno británico no haya brindado hasta la fecha clarificaciones solicitadas sobre los incidentes denunciados, ni haya ofrecido hasta el momento información alguna que permitiera corroborar o desmentir recientes desplazamientos de submarinos nucleares con capacidad de portar armamento atómico", precisó.

Fuente: Los Andes y Malvinas Islas Argentinas

domingo, 24 de febrero de 2013

Todos los paises de África reconocen los derechos argentinos sobre Malvinas


Todos los países de Africa reconocieron los derechos argentinos sobre Malvinas

Los 54 países del continente africano afirmaron los "legítimos derechos de soberanía de la Argentina" sobre las islas a manos de Gran Bretaña 

El 22 de febrero 54 países de África se unieron a "Sudamérica para reconocer los legítimos derechos de soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes", anunció la cancillería mediante un comunicado. La postura de los países africanos quedó reflejada en la "Declaración de Malabo" que se aprobó hoy en la III Cumbre América del Sur - África.

La declaración "también recoge el reclamo argentino por el accionar de los fondos buitre, y contiene medidas para promover programas y proyectos de Cooperación Sur-Sur entre ambas regiones", se informó. Desde el ministerio de Relaciones Exteriores se interpretó que "el documento constituye una victoria diplomática para nuestro país, pues es la primera vez que toda Africa se suma a nuestro continente en declarar los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas".

El documento, además "urge al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a que reanude las negociaciones con la República Argentina para encontrar tan pronto como sea posible una solución justa, pacífica y definitiva a la disputa, de conformidad con las resoluciones relevantes de las Naciones Unidas y de otras organizaciones regionales e internacionales".

El Canciller Timerman agradeció esta mañana desde Guinea Ecuatorial la solidaridad de los Jefes de Estado y de Gobierno y Ministros de Relaciones Exteriores que participan del plenario de la III Cumbre del foro América del Sur - África (ASA), y señaló que "África es hoy prioridad en nuestra política exterior". "Ilustrativo de ello es la decisión del gobierno argentino de reabrir y abrir varias sedes diplomáticas. 

Estamos instalándonos en Etiopía, próximamente lo haremos en Mozambique y seguiremos con la reapertura de otras representaciones en el continente", aseguró.

sábado, 23 de febrero de 2013

El buque británico HMS Argyll se dirige a Malvinas

 
El buque británico HMS Argyll se dirige a Malvinas 

El lunes 18 de febrero zarpó desde Devenport, Inglaterra, con destino a puertos de África Occidental y finalmente a las Islas Malvinas, en reemplazo del HMS “Edinburgh”.

 La fragata tipo 23, la más veterana de su tipo en la Royal Navy, deberá transitar hacia Malvinas sin tocar puertos americanos, ya que no es aceptada en los países de Sudamérica.

En su intento por disimular el desaire de los países sudamericanos solidarios con Argentina, el gobierno británico anuncia el viaje como “Ejercicios contra el tráfico de drogas con los países de África Occidental”, aunque no indica qué países concretamente visitará. De esta forma, Gran Bretaña continúa con su práctica de mantener un buque militar en patrulla por aguas de las Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, para el control del mar en disputa con la Argentina. Reemplaza en estas tareas al destructor Tipo 42 HMS “Edinburgh”, que será pasado a retiro el próximo mes de junio.

 
La fragata, más moderna, más grande y con más poder de fuego que cualquier buque actualmente en actividad en la Armada Argentina, comenzó a construirse en 1987 y fue puesta en servicio en 1991. Desplaza 4.900 toneladas (Estándar) y tiene una eslora de 133 metros.

Cuenta con una tripulación de 185 personas y en su armamento se destacan los misiles antiaéreos Sea Wolf, misiles antibuque Harpoon, lanzadores de torpedos antisubmarinos Stingray, un cañón de 4,5 pulgadas de calibre y otras armas de menor potencia de fuego. 


Puede llevar y operar un helicóptero Linx o un Merlin, ambos capaces de transportar y lanzar misiles antibuque o torpedos antisubmarinos. Según declaraciones de su comandante, el Capitán de Fragata (RN) Tim Neild, a los diarios locales de Devenport, el buque regresará a su base para fines de año cuando concluya su patrulla sud atlántica, luego de visitar puertos en el Caribe.

Fuente: Fundación NuestroMar y Malvinas Islas Argentinas

viernes, 22 de febrero de 2013

22 de febrero Día de la Antártida Argentina


22 de febrero Día de la Antártida Argentina 

El 22 de febrero se conmemora en nuestro país el Día de la Antártida Argentina y un nuevo aniversario de la permanencia ininterrumpida de la Argentina en la Antártida.

La fecha se instituyó por Ley de la Nación Nº 20.827/74 publicada en Boletín Oficial 23.043 del 26 de noviembre de 1974.

La Antártida Argentina o Sector Antártico Argentino, integra una vasta área que ocupa el casquete polar austral y en la que prevalecen condiciones ambientales particulares -distintas a las de América del Sur- las cuales tienen una influencia muy marcada en la presencia y en las actividades del hombre. 

lunes, 18 de febrero de 2013

Malvinas: ¿qué valor jurídico tiene el referendo?

 
Malvinas: ¿qué valor jurídico tiene el referendo? 

El Consejo Ejecutivo de las Islas Malvinas aprobó la realización de un referéndum para marzo del 2013 dirigido a "resolver la cuestión del estatus político" del archipiélago. Los días exactos para ello (11 y 12 de marzo) fueron determinados por el jefe Ejecutivo de las islas en consulta con los miembros de la Asamblea Legislativa.

El acto ha sido apoyado/promovido por la Comisión Electoral del Reino Unido, la que asistió a las autoridades locales con la elaboración de la pregunta de la consulta popular, como también con una guía para el proceso electoral. Los habitantes mayores de 18 años de las Malvinas, que residen legalmente en ese territorio, responderán por "sí" o "no" a la pregunta: "¿Desea que las Islas Malvinas conserven su estatus político actual como un Territorio de Ultramar del Reino Unido?".

Si la mayoría responde "no", las autoridades han expresado que convocarán a una nueva consulta con opciones más amplias.

El Foreign Office de Gran Bretaña señaló que "los habitantes de las islas tienen el derecho de ser escuchados y determinar su futuro y el de las próximas generaciones", resolviendo con ello la cuestión del estatus político internacional del archipiélago.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) frecuentemente ha organizado o supervisado elecciones o plebiscitos en territorios no autónomos antes de su acceso a la independencia, o su asociación o integración a Estados soberanos (referendos de libre determinación). Tales fueron, entre muchos otros, los casos de Togo británico en 1956, Togo francés en 1958, Camerún británico Norte y Sur en 1959 y 1961 respectivamente, Ruanda-Urundi en 1961, Samoa Occidental en 1962, Islas Cook en 1965, Guinea Ecuatorial en 1968, Niue en 1974, las Comoras francesas en 1974, etc. Se trataba de "pueblos" con derecho a la libre determinación. 

Dra Zlata Drnas de Clément
Sin embargo, la ONU, particularmente a través de la Asamblea General (AGNU), nunca aceptó como válida la decisión unilateral de alguna de las partes interesadas en situaciones de disputa territorial. Tales son los casos de Malvinas [res. AGNU 2065 (XX)], Gibraltar [res. AGNU 2353 (XXII)], Mayotte [res. AGNU 47/9)], entre otros. La resolución AGNU 2065 (XX) "Cuestión de las Islas Malvinas (Falkland)", adoptada por 94 votos a favor, 14 abstenciones y ningún voto en contra, toma nota de la "existencia de una disputa entre los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte acerca de la soberanía sobre dichas islas" e "invita a los gobiernos (…) a proseguir sin demora las negociaciones recomendadas por el Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales a fin de encontrar una solución pacífica al problema, teniendo debidamente en cuenta las disposiciones y objetivos de la Carta de Naciones Unidas y la res. 1514 (XV) de la Asamblea General, así como también los intereses de la población de las Islas Malvinas (Falkland Islands)". Debe observarse en esta resolución el reconocimiento de una disputa de soberanía entre los dos países (aceptada por el Reino Unido al no votar en contra de la resolución), la cuidadosa referencia a "población" y no a "pueblo" (aspecto que se mantiene en sucesivas resoluciones), la referencia a "intereses" y no a "derechos" de la población, la aplicación a la negociación bipartita de la Carta de Naciones Unidas y de la resolución 1514 (XV) de la AGNU. Este último instrumento define a los pueblos con derecho a la libre determinación y reafirma el principio de integridad territorial frente a las desmembraciones llevadas adelante por países colonialistas. Así, la referida resolución, llamada "Carta Magna de la Descolonización", adoptada por 89 votos a favor, ninguno en contra y sólo nueve abstenciones (estas últimas pertenecientes a Estados colonialistas), expresa: "1. La sujeción de pueblos a una subyugación, dominación y explotación extranjeras constituye una denegación de los derechos humanos fundamentales, es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y compromete la causa de la paz y de la cooperación mundiales"; "6. Todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas". La naturaleza de los pueblos con derecho a la libre determinación se caracteriza por tratarse de pueblos distintos al colonialista y por ser pueblos sometidos, sojuzgados. Esta situación no se da en el caso de las Islas Malvinas, en las que la población es de "nacionalidad británica" y, mayoritariamente, de "etnia británica". Debe tenerse en cuenta que los isleños de Malvinas recuperaron su nacionalidad británica tras las expulsión de los argentinos al fin del conflicto armado de 1982 [British Nationality (Falkland Islands) Act, 1983, c. 6 (U.K.)].

La AGNU, tras el fin del conflicto armado en el que Argentina resultó vencida, reiteró su posición en la resolución AGNU 37/9 de 4 de noviembre de 1982, pidió a los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que "reanuden las negociaciones a fin de encontrar a la mayor brevedad una solución pacífica a la disputa de soberanía referida a la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland)". El haber ganado o perdido la "guerra" no ha generado un posicionamiento diferente de las partes contendientes frente al deber de solución pacífica concertada, requerida por las Naciones Unidas. 

En resumen: en los casos de "pueblos sojuzgados" por un colonialista debe aplicarse el principio de libre determinación tomando en cuenta la voluntad libremente expresada por esos pueblos; en los casos de disputas de soberanía por territorios ocupados y con población implantada, el estatus territorial debe decidirse vía negociación entre las partes involucradas.

En tal convicción la Corte Internacional de Justicia en la Opinión Consultiva sobre el Sahara Occidental (1975, para. 59) ha expresado que "la validez del principio de la libre determinación, entendida como la necesidad de respetar la voluntad libremente expresada de los pueblos, no se ve disminuida por el hecho de que en algunos casos la Asamblea General no haya considerado necesario consultar a los habitantes de un territorio determinado. Las excepciones pueden ser explicadas por la consideración de que una cierta población no constituye un 'pueblo' con derecho a disponer de sí mismo, o que la consulta es totalmente innecesaria, debido a circunstancias especiales". Ambas situaciones se dan en el caso de Malvinas ya que el mal denominado "pueblo malvinense" es "pueblo británico" y la consulta resulta totalmente innecesaria, ya que preguntar a los isleños es lo mismo que preguntarle al Reino Unido si quiere quedarse con las islas. (Ver Drnas de Clément, Z. "Malvinas, ¿El derecho de la fuerza o la fuerza del derecho?", Lerner, Córdoba, 2000, obtenible en www.acaderc.org.ar/doctrina/ articulos/artmalvinas).

En estos casos de ocupación de territorios, las Naciones Unidas no han reconocido la validez de consultas populares convocadas unilateralmente. Así, por ejemplo, en el caso de Gibraltar [res. AGNU 2353 (XXII)], ha resuelto: "Considerando que toda situación colonial que destruya parcial o totalmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y específicamente con el párrafo 6 de la res. 1514 (XV) de la Asamblea General, 1. lamenta la interrupción de las negociaciones recomendadas (…); 2. declara que la celebración por la potencia administradora del referéndum de 10 de septiembre de 1967 contraviene las disposiciones de la res. 2231 (XXI) de la Asamblea General y las de la resolución aprobada el 1 de septiembre de 1967 por el Comité especial (…); 3. invita a los gobiernos de España y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a reanudar sin demora las negociaciones previstas en las resoluciones 2070 (XX) y 2231 (XXI) de la Asamblea General, con miras a poner fin a la situación colonial en Gibraltar y a salvaguardar los intereses de la población al término de esa situación colonial". El referéndum dispuesto por las autoridades británicas de las islas con el apoyo del Reino Unido sólo puede servir para determinar el estatus interno del archipiélago en sus relaciones con el gobierno central, pero carece de efecto jurídico internacional. El gobierno argentino bien haría en solicitar a la Asamblea General la adopción de una resolución similar a la 2353 (XXII) en el caso de Gibraltar, que declare que en el plano internacional el referéndum contraviene resoluciones de la AGNU e invite a las partes involucradas a reanudar sus negociaciones en la disputa de soberanía por ser la negociación la única forma de alcanzar una solución definitiva para el caso y determinar legítimamente el estatus internacional de las islas. (Ver en la obra citada arriba las posibles soluciones al diferendo).

Dra. Zlata Drnas de Clément : Catedrática de Derecho Internacional Público. Profesora Emérita de la Universidad Nacional Córdoba

Fuente: http://www.rionegro.com.ar/diario/malvinas-que-valor-juridico-tiene-el-referendo-1072390-9539-nota.aspx

jueves, 7 de febrero de 2013

Las Falklands Islands no existen


Las Falklands Islands no existen.

Las Falklands Islands no existen Admitir y aceptar por parte de cualquier gobierno argentino la existencia de la denominación británica de nuestras Islas Malvinas es aceptar la usurpación que cometen.

Tanto las Falklands Islands como los falklanders ó islanders, no existen aunque quieran imponer ese nombre para intentar legitimar la usurpación que comete el Reino Unido.

Los kelpers no tienen ciudadanía falklander tienen ciudadanía británica reconociéndose como británicos, con documentación suministrada desde Londres, y donde no pueden negar ese hecho.

Este innegable hecho refuerza la posición argentina y prueba su afirmación acerca de que la población kelper constituye una colonia británica implantada tras la usurpación británica de Malvinas en 1833.

Los kelpers ocupan un suelo que está siendo usurpado e ilegalmente administrado por el Reino Unido, su patria usurpadora.

La infame bandera del usurpador

De la misma manera que aceptar la infame bandera británica sobre nuestras islas robadas sería renunciar a nuestros derechos soberanos sobre Malvinas.

La estrategia británica apunta a desconocer el reclamo argentino obviándolo y tratando al tema como de hechos consumados.

Presentan a los kelpers como ¨pobres isleños¨ que no son más que británicos apoyados armamentísticamente y económicamente desde Londres.Además de llevarse millones de dólares en licencias de pesca, que otorgan sobre nuestro Mar Argentino en aguas que jamás estuvieron en disputa.
Intentando saquear además el subsuelo marítimo del Mar Argentino !!

Los Recursos Ictícolas

La explotación de los recursos ictícolas fue otro de los aspectos conflictivos que adquirió mayor relevancia durante la gestión del Canciller Di Tella. En efecto, luego de la aprobación del Informe presentado en el marco de los Acuerdos de Madrid, por el "Grupo de Trabajo Argentino-Británico sobre Pesca" (acerca del intercambio de información acerca de especies, flotas pesqueras, estado de los stocks y posibilidades de conservación y explotación conjunta, etc.); y la continuidad posterior de las negociaciones dentro del "Grupo de Trabajo Atlántico Sur", ambos países firmaron en noviembre de 1990 el primer acuerdo sobre la materia, denominado "Declaración Conjunta sobre Recursos Pesqueros". Allí se establecían medidas tendientes a evitar la sobreexplotación y a mejorar la "convivencia" entre las naves de las partes. Concretamente, se establecía una zona vigilada por ambos países al oeste de las islas dentro de la cual, se prohibía la pesca de buques de cualquier bandera.
Sin embargo, este acuerdo no satisfizo los deseos del Gobierno Argentino que sabía que los habitantes de las islas habían otorgado gran cantidad de licencias de pesca a buques extranjeros. Estas medidas unilaterales que violaban el status quo, ya bastante perjudicial para los intereses de nuestro país, constituyen desde entonces la mayor fuente de ingresos para los habitantes, sin que exista ninguna contrapartida económica para la Argentina. El resultado fue la creación en 1992, del Registro de Buques y Artefactos Navales Extranjeros, a través del cual la Argentina concedió permisos de pesca para buques extranjeros.

La avanzada armamentista

El Reino Unido impuso sobre Malvinas una base militar en donde su personal casi supera a la cantidad de kelpers que se encuentran en Malvinas.

Submarinos nucleares y buques de última generación ¿para qué ?. El establecimiento de la base de Mount Pleasant estuvo pensada para ser instalada mucho antes que se desate el conflicto de 1982. Y en ese despliegue de armamento aéreo y naval que realizan, responde con al proseguir con el avance sobre más espacios marítimos e islas con aspiraciones de acceder a tomar parte del territorio antártico al que anhela la República Argentina también imponer su soberanía.


El petróleo en la mira del usurpador

Hasta el año 1986, los ingleses solo mantenían usurpadas las Islas Malvinas y controlaban 12 millas a su alrededor. Las Islas eran un enorme gasto para los británicos, y por ello se decide de forma unilateral, establecer 200 millas alrededor de las Islas, pues se sabía de las grandes riquezas pesqueras y del potencial petrolero. Esas 200 millas, luego se extendieron a las Georgias y Sandwichs del Sur, siendo en la actualidad un territorio 20 veces mayor que las el territorio de las Malvinas de 1982.

Por ese entonces, el gobierno de Alfonsín, cuyo Canciller era Dante Caputo, no opuso mayor resistencia a la nueva usurpación británica, afianzando la maniobra ilegal. Hubo protestas formales en la ONU, pero fueron ignoradas por los ingleses. Los argentinos poco sabían de lo ocurrido como para tener un margen de reacción, y el gobierno trató de evadir problemáticas con la excusa de no darle poder a los militares. Es así, como la maniobra ilegal británica, se legalizó con el paso de los años, gracias a la inacción del gobierno argentino. A partir de 1986 los ingleses comienzan a explotar los recursos pesqueros del Mar Argentino alrededor de 200 millas entorno a Malvinas y otorgando licencias pesqueras a empresas de terceros países. La cuestión petrolera era distinta, pues antes de caer el gobierno de Isabel Perón (febrero 1976), la misión inglesa de Lord Shackleton recibió el cañoneo naval de un buque de la Armada Argentina, provocando un grave incidente diplomático entre Londres y Buenos Aires. Más tarde, en los años menemistas, 1996/97, con licencias inglesas Shell exploró la cuenca norte y este de las Islas, no encontrado una cantidad de petróleo comercializable, dado que el precio del barril no superaba los 30 dólares. Hoy, el precio del barril de crudo es casi el triple. Pero el problema no es el precio, sino la cantidad de petróleo que puede llegar a ser extraído del Mar Argentino.

La autodeterminación

La autodeterminación no existe para población colonizadora sino para pueblos colonizados. Por otra parte se reconoce que cualquier intento de autodeterminación causaría el "quebrantamiento de la unidad nacional y la integridad territorial" de la Argentina. Al respecto cabe tener presente que la Resolución 1514 (XV) "Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales" establece en su párrafo sexto que "Todo intento encaminado a quebrar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas".


Mientras los británicos tratan de levantar falsas banderas de autodeterminación sobre las islas de Chagos no respetaron nada de eso.ver. ( Chagos - Isla Diego Garcia : La incoherencia británica )

Ni las Naciones Unidas ni los paises que apoyan el reclamo argentino aceptan la usurpación británica de las islas Malvinas. Entendiendose con ello que la denominación británica de las islas no es aceptada como tampoco su bandera ni la falsas ciudadanías kelpers que no son otra cosa que británicos.

Tanto la denominación banderas y autodenominación impuestas por los kelpes son impuestas por los británicos de forma UNILATERAL sobre un territorio en disputa. No siendo aceptada ni por Argentina ni por sus aliados y ni las Naciones Unidas tal accionar.

Las Falklands Islands no existen.
  Existe una usurpación 

lunes, 4 de febrero de 2013

Timerman va Londres usando el ineficáz concepto de la bilateralidad de Menem y Cavallo



Timerman va Londres usando el ineficáz concepto de la bilateralidad de Menem y Cavallo

Timerman llegó a Londres y reiteró su intención de reunirse con su par William Hague, aunque volvió a rechazar que miembros del gobierno de Malvinas participen en esa cita.

La infame bilateralidad 

El Canciller Timerman explicó: "hicimos todas las gestiones, siempre con el concepto de la bilateralidad."

El método de llegar a un encuentro con los británicos mediante la bilateralidad que se ajustan únicamente por los Acuerdos de Madrid de 1990 firmados por Menem y Cavallo con Gran Bretaña demostraron ser inertes.

 Las negociaciones con el Reino Unido por la soberanía de Malvinas y del Atlántico Sur, desde los años 60 en adelante, se realizaron bajo el seno de las Naciones Unidas, mediante las resoluciones de la Asamblea General. Ello colocó en una situación muy problemática a los ingleses, que se encontraban cada vez más asfixiados por la presión de la comunidad internacional. Ni siquiera el conflicto bélico cambió el método de la negociación. Por ello, desde la primera resolución favorable en los 60, los ingleses se veían obligados a sentarse a negociar. La última palabra, era de la comunidad internacional, la decisión británica no cerraba ni ponía fin al reclamo.

Pero en las negociaciones de los años 1986 en adelante, hasta culminar con los Acuerdos de Madrid de 1990, Argentina acordó modificar la forma de las negociaciones, que a partir de ese momento, serían bilaterales. Toda negociación por Malvinas, sería solamente entre Inglaterra y Argentina, nadie más. Por ello, si Argentina solicita una reunión con Gran Bretaña para hablar de la soberanía, ésta no está obligada por estar vigente los acuerdos de 1990. Y el broche de oro, fue la "flamante" idea del Canciller Dante Caputo durante la época de Alfonsín, donde estableció el concepto de "paraguas". Argentina bilateralizaba el conflicto y además, permitía toda negociación con los ingleses en el Atlántico Sur, pero sin mencionar la soberanía, sin que ello significara el reconocimiento de ella, a Inglaterra. Así se denominó "el paraguas de soberanía". Ahora, la decisión británica es la que cierra cualquier reclamo soberano, y la ONU tan solo sirve para acercar a las partes, ya no como última palabra.

Este Acuerdo, con plena vigencia, expresa la obligación de brindar información sobre los movimientos de cuatro o más aviones en la zona de soberanía en disputa con 25 días de anticipación. Tal aviso no ha ocurrido en relación a la noticia que ha sido difundida el día de ayer por el periódico británico, de hecho la primera fuente de información es el periódico “The Sun”. En la agencia de noticias TELAM, el día de la fecha (ver archivo adjunto Nº 2), se argumenta que Cancillería ha tomado conocimiento de la situación y menciona: “Fuentes oficiales de la Cancillería argentina se refirieron al envío de aviones de la Fuerza Aérea británica a las Islas Malvinas, lamentaron “el nuevo despliegue británico”, y agregaron que esta decisión “resulta contraria a la Resolución 31/49 de la Asamblea General de la ONU que insta a las dos partes en la disputa de soberanía en la “Cuestión de las Islas Malvinas” a abstenerse de adoptar modificaciones unilaterales en la situación”.

 Esta actuación del Reino Unido, al margen de ser una grave provocación a la Soberanía del Pueblo Argentino y de merecer un reclamo formal de parte de nuestro país frente a los Organismos Internacionales pertinentes, es un grave incumplimiento del Acuerdo firmado con nuestro país el 15 de Febrero de 1990.

Sería conveniente denunciar y derogar el “Tratado” de Madrid por incumplimiento de las disposiciones firmadas por el Reino Unido.

Incluso si consideráramos que el “Tratado” de Madrid es realmente un Tratado en todas sus dimensiones, la derogación es plenamente aplicable porque así lo dispone la CONVENCIÓN DE VIENA de 1969 en su artículo 60 inciso 1º (ratificada por Argentina). A continuación se transcribe ese punto:

Convención de Viena de de 23 de mayo de 1969 sobre Derecho de los Tratados.

Terminación de un tratado o suspensión de su aplicación como consecuencia de su violación.

Una violación grave de un tratado bilateral por una de las partes facultará a la otra para alegar la violación como causa para dar por terminado el tratado o para suspender su aplicación total o parcialmente.
Argentina posee los argumentos suficientes para denunciar y derogar el Acuerdo-Tratado de Madrid por grave incumplimiento del mismo por parte del Reino Unido. Pudiendo, declararlo de Inconstitucional al ser un Acuerdo con carácter de Tratado Internacional y no haber sido aprobado por el mismo Congreso Nacional. Tal atribución esta presente en el artículo 75, inciso 22 de nuestra Constitución. O en su defecto, de aplicar las disposiciones de la Convención de Viena. Por las razones antes expuestas, les sugerimos a Ustedes denunciarlo y derogarlo. Mientras el Tratado de Madrid siga vigente, no habrá negociación seria por Malvinas. La bilateralidad es usada por los británicos para imponer a los kelpers como tercera parte en el conflicto y no oir ninguna llamado de las Naciones Unidas.

La agenda de Timerman en Londres 

Mientras tanto Timerman tiene pensado comenzar mañana con su agenda de actividades, que incluye el encuentro del Grupo parlamentario multipartidario Argentina-Reino Unido que se realizará entre el martes 5 y el jueves 7 de febrero en el Parlamento británico. También está previsto realizar una presentación histórica y una disertación sobre los derechos argentinos y la no aplicabilidad del principio de Auto-Determinación. A su vez, expondrán los peticionarios argentinos ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, señores Alejandro Betts (malvinense ex combatiente de Malvinas) y Marcelo Vernet (tataranieto de Luis Vernet primer gobernador por Argentina en las islas Malvinas).

El miércoles se realizará la reunión con los 18 Grupos Europeos Pro Diálogo sobre la Cuestión Malvinas. Será en la Residencia Oficial de la embajadora Alicia Castro. Participarán políticos, académicos, escritores y periodistas de: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rumania y Suecia. Por otra parte, Timerman asistirá a la sede de la Organización Marítima Internacional (OMI), donde será recibido por el General del organismo, Koji Sekimizu.

El canciller se reunirá en Londres con grupos a favor de la negociación con el Reino Unido


El canciller se reunirá en Londres con grupos a favor de la negociación con el Reino Unido

El canciller argentino Héctor Timerman se reunirá en Londres con grupos a favor de la negociación con el Reino Unido El canciller se reunirá en Londres con grupos a favor de la negociación con el Reino Unido e invitó a su par británico a una reunión bilateral . El diputado mendocino Guillermo Carmona se suma a la comitiva.

Timerman iniciará el martes en Londres un encuentro de grupos a favor del diálogo en la Unión Europea sobre el conflicto de Malvinas y, en ese marco, dijo que "no está descartada" la posibilidad de una reunión con su colega británico, William Hague, aunque "sin condicionamientos". 

Timerman reveló que mañana llegará a Gran Bretaña y le dejará "nuevamente una invitación" a Hague para un encuentro "bilateral", con lo que renovó su rechazo para que se sumen a la discusión los colones que viven en Malvinas.

La postura del gobierno fue avalada en parte por el candidato a senador por la UCR Rodolfo Terragno quien advirtió que los isleños -que tienen previsto realizar en breve un referendum- "van a ratificar que no son un pueblo, que son británicos". "Si son parte del Reino Unido no pueden ser árbitros en un conflicto entre su país y la Argentina" por la soberanía en las islas, advirtió hoy Terragno quien señaló que era "una fortuna que haya un referéndum en Malvinas" para que quede en evidencia la nacionalidad de los participantes.

El abogado, ex funcionario de gobiernos radicales y consultor de la OEA, señaló que "Naciones Unidas ha instalado a dialogar y Gran Bretaña no quiere porque el gobierno agrede a los británicos y los trata de piratas entonces hay poco pensamiento en el tema de fondo".

Timerman, por su parte, dijo en una entrevista que publicada en un periódico que la negativa del gobierno conservador de David Cameron a un encuentro entre cancilleres tiene que ver con una actitud de "debilidad" y "una situación de crisis interna". Y, ratificó que la administración inglesa en Malvinas era "un gobierno ilegal" y recordó que según la ONU "se trata de una colonia de habitantes implantada por una potencia colonial". "Por eso las Naciones Unidas han rechazado cualquier planteo de autodeterminación: a esto le agrego que ahora van a hacer un referéndum que no es válido. Lo desconocemos", expresó.

Timerman adelantó que en su periplo por Londres "habrá reuniones importantísimas" con parlamentarios ingleses. "No hay ningún país del mundo, ningún país, que acepte la soberanía inglesa en Malvinas", reiteró. El canciller, acompañado por el senador Daniel Filmus y el diputado Guillermo Carmona, encabezará el Primer Encuentro de Grupos Pro Diálogo de la Unión Europea sobre la Cuestión Malvinas, que se realizará en la residencia de la embajadora Alicia Castro entre el martes y el viernes.

Los encuentros se enmarcan en el 180 aniversario de la usurpación británica de las Islas Malvinas. Filmus, quien llevará a Londres la "declaración de Ushuaia" firmada por todos los partidos de la comisión de Relaciones Exteriores hace un año, recordó que en la última asamblea de EUROLAT, realizada la semana pasada, se debatió la Cuestión de las Malvinas en busca de un diálogo para una solución pacífica, justa y duradera en el marco de las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas.

domingo, 3 de febrero de 2013

Bicentenario del Combate de San Lorenzo



Bicentenario del Combate de San Lorenzo 

El Combate de San Lorenzo tuvo lugar el 3 de febrero de 1813, junto al Convento de San Carlos Borromeo en la localidad de San Lorenzo de la provincia de Santa Fe (Argentina), entre las fuerzas independentistas rioplatenses (argentinas) y las colonialistas españolas (realistas).

La ciudad de Montevideo — declarada por España como capital provisional del Virreinato del Río de la Plata — era la principal base naval española en el océano Atlántico Sur; por tierra estaba sitiada por el ejército de José Rondeau, al que luego se sumaría José Gervasio Artigas. De modo que los españoles tenían que hacer uso del mar y del Río de la Plata para abastecerse. Frecuentemente, una escuadrilla realista salía de Montevideo en dirección al Paraná, y sus hombres merodeaban las costas robando los ganados.

Una expedición compuesta de once embarcaciones, que había salido de Montevideo con el propósito indicado, fue seguida paralelamente por tierra por el coronel de caballería José de San Martín, al frente de 125 hombres del Regimiento de Granaderos a Caballo, recientemente creado por él.

Las fuerzas de San Martín se adelantaron, deteniéndose el 2 de febrero cerca de la posta del Espinillo, situada a 21 km al norte del Rosario, donde hoy se ubica la ciudad de Capitán Bermúdez. Tras cambiar los caballos, continuaron al día siguiente su recorrido hasta el Convento San Carlos, ingresando por el lado oeste del monasterio. En ese lugar existe el convento de San Carlos, donde — tras negociar la situación con el superior de los frailes franciscanos del convento, fray Pedro García — San Martín ocultó a sus granaderos, de modo que la escuadrilla realista no pudo observarlos.

Convento de San Carlos Borromeo
Los realistas desembarcaron y avanzaron hacia el convento, suponiendo que allí estaban depositados los principales bienes de la zona. Para su sorpresa, fueron atacados por los granaderos a caballo sable en mano. El ataque de las tropas argentinas se realizó con un movimiento de pinzas saliendo de la parte trasera del convento, una de ellas —la de la izquierda y la primera en moverse— estaba encabezada por José de San Martín; la otra estaba encabezada por el capitán oriental Justo Germán Bermúdez.

El desembarco no se produjo enfrente del convento, como había previsto San Martín, sino en dirección al centro de la actual ciudad. Por ello, la columna de San Martín llegó antes de que la de Bermúdez completara el movimiento. Por un momento, los españoles lograron defenderse. Una bala hirió al caballo de San Martín, que rodó y apretó una de las piernas del coronel, inmovilizándolo.Un enemigo iba a clavarle la bayoneta, cuando apareció el soldado puntano Juan Bautista Baigorria quien en ese preciso instante se interpuso, mató al soldado realista y comenzó una defensa heroica de San Martín. Mientras, el soldado correntino Juan Bautista Cabral ayudó a San Martín a liberarse de la opresión del lomo del caballo sobre su pierna salvándole la vida. Tanto Bermúdez como Cabral morirían en esa heroica acción, por eso son conmemorados en la Historia Argentina. Existe la creencia de que Baigorria murió en la batalla de San Lorenzo, pero los registros muestran que sirvió en el ejército de los Andes hasta aproximadamente el año 1818.

La llegada del grupo de Bermúdez, impidiendo que los realistas se reorganizaran en cuadro, completó la victoria de San Martín, obligando a los realistas a huir apresuradamente. Algunos realistas se arrojaron al río desde la barranca y perecieron ahogados.

El combate duró, en total, alrededor de 15 minutos. Este combate constituyó el bautismo de fuego del Regimiento de Granaderos a Caballo.



Pese a lo escaso de las tropas comprometidas, y a la escasa duración de la batalla, ésta tuvo consecuencias estratégicas: no hubo más campañas de los realistas de Montevideo hacia el río Paraná, y la ciudad comenzó a tener problemas de abastecimiento. Éstos llevarían, mucho más tarde, a su caída en manos de las tropas de Buenos Aires.

San Martín se expuso al fuego enemigo hasta el punto de que en este combate casi perdió la vida. Para explicar este hecho, téngase en cuenta que en esa época muchos de los oficiales principales encabezaban los combates para ser ejemplo de sus subordinados, el otro motivo parece haber sido disipar las sospechas que pudieran haber sobre la fidelidad de San Martín: tras décadas de vida en España, aún mantenía acento peninsular, y se sospechaba que fuera un agente realista (proespañol).

Parte de notificación del combate Parte del combate de San Lorenzo, suscrito por el coronel José de San Martín al superior gobierno:

Exmo Señor.

coronel José de San Martín
Tengo el honor de decir a V. E. que en el día 3 de febrero los granaderos de mi mando en su primer ensayo han agregado un nuevo triunfo á las armas de la patria. Los enemigos en número de 250 hombres desembarcaron a las 5 y media de la mañana en el puerto de S. Lorenzo, y se dirigieron sin oposición al colegio S. Carlos conforme al plan que tenían meditado en dos divisiones de a 60 hombres cada una, los ataques por derecha e izquierda, hicieron no obstante una esforzada resistencia sostenida por los fuegos de los buques, pero no capaz de contener el intrépido arrojo con que los granaderos cargaron sobre ellos sable en mano: al punto se replegaron en fuga a las bajadas dejando en el campo de batalla 40 muertos, 14 prisioneros de ellos, 12 heridos sin incluir los que se desplomaron, y llevaron consigo, que por los regueros de sangre, que se ven en las barrancas considero mayor número. Dos cañones, 40 fusiles, 4 bayonetas, y una bandera que pongo en manos de V. E. y la arrancó con la vida al abanderado el valiente oficial D. Hipolito Bouchard. De nuestra parte se han perdido 26 hombres, 6 muertos, y los demás heridos, de este número son: el capitán D. Justo Bermúdez, y el teniente Manuel Díaz Vélez, que avanzándose con energía hasta el borde de la barranca cayó este recomendable oficial en manos del enemigo. El valor e intrepidez que han manifestado la oficialidad y tropa de mi mando los hace acreedores a los respetos de la patria, y atenciones de V. E.; cuento entre estos al esforzado y benemérito párroco Dr. Julián Navarro, que se presentó con valor animando con su voz, y suministrando los auxilios espirituales en el campo de batalla: igualmente lo han contraído los oficiales voluntarios D. Vicente Mármol, y D. Julián Corvera, que á la par de los míos permanecieron con denuedo en todos los peligros. Seguramente el valor e intrepidez de mis granaderos hubieran terminado en este día de un solo golpe las invasiones de los enemigos en las costas del Paraná, si la proximidad de las bajadas no hubiera protegido su fuga, pero me arrojo a pronosticar sin temor que este escarmiento será un principio para que los enemigos no vuelvan a inquietar a estos pacíficos moradores. Dios guarde a V. E. muchos años. San Lorenzo febrero 3 de 1813. 

Coronel José de San Martín

viernes, 1 de febrero de 2013

Duro rechazo a una oferta de Londres para dialogar sobre Malvinas


Duro rechazo a una oferta de Londres para dialogar sobre Malvinas 
 
El gobierno británico aceptó recibir a Timerman, pero sólo en presencia de los isleños; en una carta, el canciller dijo que buscan "condicionarlo" a Casa Rosada rechazó ayer abrir un canal de diálogo con Gran Bretaña sobre Malvinas después de que el gobierno de David Cameron intentara sumar a los representantes de los isleños a un posible encuentro en Londres.

El canciller Héctor Timerman declinó de manera tajante esa posibilidad y le advirtió a su par inglés, William Hague, que se abstuviera de "condicionar" a la Argentina. La reunión, originalmente pedida por Timerman a Hague, iba a hacerse en Londres la semana próxima , cuando el canciller argentino inicie una ronda de encuentros con grupos europeos que apoyan el reclamo de diálogo de la Casa Rosada.

El gobierno británico aceptó el encuentro y lo dejó trascender a la prensa, pero lo condicionó a la presencia de los representantes de las islas.

En su carta de rechazo, difundida ayer a la tarde por la Cancillería, Timerman le transmitió a Hague una fuerte advertencia: "Nuestro país es una verdadera democracia, donde mis colegas cancilleres se pueden reunir libremente con quien lo deseen sin que yo tenga que presionarlos o condicionar su presencia a reuniones que no me soliciten o no les interesen". De esa manera, hizo explícito el malestar del gobierno argentino por la jugada de Londres de sumar a los isleños al posible encuentro bilateral.

La propuesta británica incluía un encuentro tripartito entre Timerman, Hague y los representantes de la asamblea legislativa isleña Jan Check y Dick Sawle. La oferta cayó mal en la Casa Rosada, que desconoce el derecho de los kelpers a participar de una negociación bilateral. "Lamento su carta de ayer en la que señala que no puede reunirse sin la supervisión de los colonos malvinenses", le reprochó Timerman a Hague.

Esa misiva inglesa no se conoció públicamente. Desde el gobierno del Reino Unido confirmaron la invitación a Timerman para un encuentro tanto con "representantes del gobierno del Reino Unido y del gobierno de las islas Malvinas", durante su próxima estadía en Londres.

La negativa de Timerman fue acompañada de un duro cuestionamiento a Hague. "Le reitero que es una pena que usted se niegue a una reunión bilateral. Su decisión seguramente perjudicará el interés argentino de trabajar con el Reino Unido en el G-20, Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, temas de proliferación nuclear, tráfico de personas, drogas, lavado de dinero, inversiones, comercio, derechos humanos y tantos otros en los que ambos países somos activos miembros de la comunidad internacional", consideró en la carta que envió a Londres.

La respuesta de Timerman fue supervisada y aprobada por la presidenta Cristina Kirchner, desde la quinta de Olivos, donde pasó el feriado junto con su familia, según indicaron fuentes del Gobierno. Con una buena dosis de ironía, y en uno de los párrafos más duros, el canciller argentino le recomendó a su par británico que se abstuviera de organizarle su agenda de encuentros en la capital inglesa. "No es necesario que usted siga intentando armar reuniones durante mi visita a la ciudad de Londres; deje ese trabajo a nuestra eficiente embajada", lo despachó sobre el final de su carta, en referencia a la sede diplomática que comanda Alicia Castro.

Timerman envió una copia de la misiva al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que promueve el inicio del diálogo entre ambos gobiernos, por pedido expreso de la Argentina. Para exponer el caso a nivel internacional, la Casa Rosada había presentado ante el Consejo de Seguridad de ese organismo una denuncia contra el Reino Unido por la supuesta militarización del Atlántico Sur. "La comunidad internacional no acepta una tercera parte en esta disputa. Gran Bretaña insiste en desconocer más de 40 resoluciones en tal sentido. 

La Argentina ha aceptado las decisiones de las Naciones Unidas ysi el Reino Unido procediera de la misma forma, ya habríamos superado un conflicto de soberanía que data de 1833", insistió el canciller argentino. 

La iniciativa de sumar a los isleños al diálogo con la Argentina se da poco antes de concretarse la consulta popular que harán los habitantes de las islas Malvinas el 10 y el 11 de marzo próximo, en la que preguntarán a los vecinos si quieren mantener el actual estatus político ligado a Gran Bretaña. Dick Sawle, uno de los isleños propuestos para participar del encuentro con el canciller argentino, lamentó ante la negativa de Timerman. "La idea era dialogar de varios temas y no sentarse a negociar [por la soberanía]", se quejó. Y añadió: "Es dificil entender por qué no quiere recibirnos cuando su gobierno es el que siempre dice que quiere tener diálogo. Hay varios asuntos que son de interés mutuo, por ejemplo, la conservación de los stocks de pescado que hay en las aguas del Antlántico de Sur-Oeste". Con la decisión de ayer, el Gobierno decidió mantener la línea diplomática iniciada en el año 2000, en el gobierno de Fernando de la Rúa, de negarles a los isleños entidad en cualquier negociación bilateral. Antes, el gobierno de Carlos Menem había aplicado la denominada "política de seducción" hacia los kelpers.

Timerman tiene previsto llegar el domingo a Londres, junto con una delegación de legisladores, entre ellos, los presidentes de las comisiones de Relaciones Exterior del Senado, Daniel Filmus, y de Diputados, Guillermo Carmona..

Gran Bretaña cree que es un Imperio

Timerman explicó que "por primera vez" el Foreign Office "ha cambiado su posición" y rechaza reunirse con el canciller argentino "a menos que estén presentes habitantes en las islas Malvinas como una suerte de supervisores del diálogo entre dos Estados soberanos".

 En ese sentido, el jefe de la diplomacia argentina explicó que esa exigencia por parte de su par británico, William Hague, surgió de una respuesta que demorara "35 días" ante un pedido de reunión bilateral que se cursara a través de la embajadora en Londres, Alicia Castro. Según relató Timerman , el pasado 5 de diciembre "había pedido una reunión bilateral para hablar de temas bilaterales" a efectuarse durante la visita que realizará en los próximos días a Londres para reunirse con grupos europeos que están a favor de una negociación por la soberanía de las Islas Malvinas.

"Ellos contestan el 10 de enero, 35 días después", dijo Timerman

Ante la exigencia respecto de la presencia de habitantes de Malvinas en la reunión, Timerman recordó que para las Naciones Unidas desde 1975 "es una cuestión bilateral que debe ser resuelta entre los gobiernos soberanos de la Argentina y el Reino Unido".

"Por eso hacemos caso a las 40 resoluciones de las Naciones Unidas y Gran Bretaña no. Gran Bretaña cree que es un imperio y que puede aplicar sus políticas imperiales sobre los países soberanos, y eso es inaceptable para la República Argentina"
"Es una reunión entre cancilleres, no tiene por qué haber terceras partes, porque ni las Naciones Unidas reconocen terceras partes, ni jamás el canciller se reúne habiendo terceras partes porque arregla todos los temas con sus pares", explicó. "Es extraño que (Gran Bretaña) imponga estas condiciones, quién tiene que estar en la mesa, quién tiene que hablar, quién no tiene que hablar. Nunca me pasó algo así. Lo que hice fue invitar (al canciller británico) a que venga a la Argentina, y que vea que se reúne conmigo, se reúne con quien sea, que es una verdadera democracia y (que) yo no necesito que me supervisen", concluyó.

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...